Feeds:
Entradas
Comentarios

Redacción MELISSA M. LAGUNA
Fotografía LEA KISSLING

Uno de los mayores sosiegos de Lea Kissling es conocer mundo. El espíritu nómada de esta joven suiza de 20 años la ha llevado a visitar diferentes ciudades de Marruecos, Alemania, Francia, Italia o España y a vivir durante un tiempo en Australia.

Pero Lea no viaja sola, desde hace más de seis años, cuando era  prácticamente una niña, tiene una incondicional compañera de viaje, su cámara Sony Alpha. Con ella se apropia para siempre de un pedacito de los lugares que visita.

Lea recién ha pasado una semana por Madrid. Un cálido atardecer, sus gentes disfrutando de un soleado día primaveral y un poco de comida typical Spanish son algunas de las cosas que Lea se ha llevado de la capital española.

 

 

Anuncios

Redacción MELISSA M. LAGUNA  
Fotografía MARÍA LÓPEZ

A Rebeca le sobran muchas cosas como dulzura, simpatía o alegría, pero no tiempo. Las guardias y los horarios a veces imposibles de su trabajo como enfermera no le han impedido terminar sus estudios de periodismo e intentar hacerse un hueco en la profesión escribiendo para un diario local.         

Las vacaciones son la época perfecta para liberarse del estrés, hacer un viaje y volver a la vida cotidiana con las pilas cargadas. Rebeca lo sabe, pero el verano pasado su espíritu solidario no le permitió conformarse el típico retiro veraniego de sol y playa.        

Ella y dos de sus amigas, María y Araceli, hicieron uso de sus ahorros y emprendieron rumbo a Perú. Durante sus vacaciones serían voluntarias de Suyay, una ONG que desde el año 2002 trabaja en la zona convencida de que otro mundo es posible.         

Rebeca, en Machu Pichu, durante su estancia en Perú

Para ser voluntario de Suyay no tienes que ejercer una profesión concreta o tener un perfil determinado. Rebeca recuerda la frase con la que Yolanda, misionera de la ONG, explica que todos podemos colaborar y vivir la experiencia: “Tú aportas lo que tú eres”.        

Colabora          

Hazte voluntario con Suyay


Redacción MELISSA M. LAGUNA

El Código Penal es muy gordo y bastante tienen ustedes con lo que tienen. Por ello, con el fin de guardarles el sosiego, en la medida de mis posibilidades, les doy alguna que otra clave para que no vayan ustedes a meter la pata por no saber lo que legalmente les puede traer algún que otro desasosiego.

Es de bien nacido ser agradecido, dice un refrán, y si, con ese afán de agradecimiento, alguien nos hace un regalín lo común es ser educados y aceptar el detalle. ¡Cuidado con esto señorías! Hay algo que deben saber.

Homicidio, asesinato, detenciones ilegales, secuestro, robo, hurto, agresión sexual, tráfico de drogas o prevaricación son algunas de las conductas típicas punibles en el Código Penal. Esto ustedes lo controlan, es fácil, si bien alguno que otro con eso de la prevaricación se lía un poco, pero esto lo dejaremos para otra lección.

Lo que tienen que mirarse, aunque sea por encima, es otra figurilla jurídica que también se condena en el ordenamiento español. Se llama cohecho impropio,  está regulada en artículo 426 del Código Penal y viene a decir algo así como que la autoridad o funcionario público (ustedes lo son, claro está) que admita un presente en consideración a su cargo incurre en el tipo delictivo.

Hay regalos y regalos, dirán sus señorías. Pues sí, razón no les falta. Según Francisco Muñoz Conde, una figura del Derecho Penal reconocida internacionalmente,  aunque en el ejercicio de la función pública el funcionario no debe admitir del particular ningún tipo de contraprestación económica, pueden tolerarse gratificaciones que “pueden ir desde el ofrecimiento de un cigarrillo o un buen cigarro puro hasta la invitación de un café o cerveza, o el envío de un ramo de flores”.

Antes de terminar, un apunte. Además del impropio, existe lo que se denomina cohecho propio.  Confío en que su lógica jurídica les ayude a reconocer este tipo que es todavía más feo que el anterior, pero, para evitar sustos, échenle un vistazo al artículo 425 del Código.

¡Huy señorías, qué se nos va el tiempo! Tomen nota de un supuesto práctico para el próximo día: Un particular, ligado a una empresa adjudicataria de diversos contratos de una Comunidad  Autónoma, regala a un funcionario público, con potestad para interferir el proceso de adjudicación, barra libre en un prestigioso establecimiento de moda de la calle Serrano de Madrid aceptando dicho funcionario el presente y recibiendo trajes y demás complementos por valor superior a 30.000 euros. ¿Ante qué tipo penal nos encontramos?


Fuente: Reporteros Sin Fronteras

Redacción MELISSA M. LAGUNA
Fotografía CARLOS DE ANDRÉS

Y las espeluznantes cifras que cerraron el año pasado tampoco dejan lugar para el sosiego. Con este suma y sigue de periodistas muertos y entre rejas cada 3 de mayo resulta más difícil conmemorar el Día Internacional de la Libertad de Prensa.    

Como siempre, detrás de las estadísticas hay personas, en este caso, con una historia que terminó como no tenía que haber terminado.    

    

Juantxu Rodríguez murió al ser alcanzado por un disparo de un soldado estadounidense –qué casualidad– durante la invasión de Panamá cuando se encontraba cubriendo el conflicto con la periodista Maruja Torres. Nadie mejor que ella pudo relatar el fatídico momento y recordarlo para los lectores del País años más tarde.    

Enlaces relacionados    

☺ Juantxu Rodríguez, colaborador de EL PAÍS, muerto a tiros en una zona controlada por EE UU. Maruja Torres. El País. 22/12/1989    

☺ La última foto de Juantxu Rodríguez. Maruja Torres. El País. 06/08/2006    

☺ Se cumplen 20 años del asesinato del fotógrafo Juantxu Rodríguez, en Panamá. Vídeo TVE. 23/12/2009

Madres


Redacción MELISSA M. LAGUNA

En casa; en nuestra misma ciudad o a kilómetros de distancia; en esta o, incluso, en otra vida. Da igual, ellas siempre están cerca de nosotros, el domingo que nuestro calendario dice que es su día y todos los demás.

 


Redacción MELISSA M. LAGUNA 

Un tío to loco que se quiere suicidar porque su novia le ha dejado, ella le decía que se comportaba raro, pero es que el chaval tuvo una infancia mu mala; un policía -que no es poli porque trabaja en La Parroquia de Onda Cero con el que está to loco- que tiene que convencerle para que no se suicide, pero que al final acaba queriéndose matar él; y, además, un tema de Camilo Sesto.

Así, con una trama tan excéntrica como insólita y un duelo de monólogos desternillante, se presenta en el Teatro Infanta Isabel de Madrid la obra Vivir así es morir de humor. Una función con garantía de risa avalada por sus creadores, Sergio Fernández “El Monaguillo” y Arturo González-Campos, en la que mientras ellos mueren de humor, el público se parte de risa.

 


Redacción MELISSA M. LAGUNA
Imagen JOSECOUSO.INFO

En la misma semana en la que se cumplen siete años del asesinato de José Couso, cámara de Telecinco muerto por el ataque de un blindado estadounidense en el Hotel Palestina, las noticias que se siguen conociendo sobre las terribles actuaciones del ejército de Estados Unidos en la guerra de Irak no dejan lugar para el sosiego.

La de Irak fue una guerra injusta, como lo son todas las guerras, e ilegal desde el punto de vista del Derecho Internacional al que Estados Unidos insultó en pro de una arrogante unilateralidad con la que increpó su derecho a una figura jurídica inexistente, la legítima defensa preventiva.

Y es que por aquel entonces a Estados Unidos le costaba entender eso de la legítima defensa. El sargento Shawn Gibson  -quien disparó el proyectil sobre el hotel- y sus superiores, el capitán Philip Wolford y el coronel Philip de Camp, esgrimieron también la necesidad de defenderse previamente ante un inminente ataque que les llegaría desde el Palestina, hotel de sobra conocido por alojar a la prensa internacional durante el conflicto.

Lógico. ¿Qué podía suponer mayor amenaza para un blindado de la Tercera División de Infantería del Ejército de Estados Unidos que el objetivo de la cámara de un reportero? Menos mal que los militares se defendieron. En fin…

Enlaces relacionados

Un vídeo muestra cómo militares estadounidenses matan en Bagdad a un fotógrafo de Reuters. El País. 06/04/2010.

La habitación de José Couso. Miguel Ayestarán. Corresponsal ABC en Bagdad. 15/03/2010.

Recomendación

Ninguna guerra se parece a otra. Libro de Jon Sistiaga, periodista que cubría junto a Couso el conflicto de Irak.